ALIFAR: CONTROL DE CALIDAD DE MEDICINAS DEBE HACERSE EN CADA PAÍS

  • Industria farmacéutica regional, exhorta a gobiernos que negocian el TPP, a no aceptar mayores exigencias que lo acordado en la OMC.
  • · Denuncian campañas de desprestigio contra los medicamentos biosimilares y otorgamiento de patentes de baja calidad para obstaculizar a las medicinas genéricas.

Ciudad de México, mayo de 2012.– La industria farmacéutica latinoamericana, reunida en la Asociación Latinoamericana de Industrias Farmacéuticas (ALIFAR), pidió que se ejerza un estricto control de calidad dentro de cada país de los medicamentos que se importan a los mercados de la región, a fin de garantizar la calidad y preservar la salud de la población.

Advirtió, por otro lado, que “nuestros gobiernos no deben aceptar la imposición de mayores exigencias y obligaciones a las ya establecidas en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (ADPIC) de la OMC.

Por esa razón, los industriales invocaron a las autoridades de los países de la región que ya han celebrado tratados de libre comercio que contienen disposiciones de tipo “ADPIC-Plus”, “a implementar en la legislación nacional, todas las flexibilidades previstas en tratados internacionales a fin de proteger la salud pública y un mercado farmacéutico competitivo.”

En ese contexto, los industriales advirtieron también que los gobiernos latinoamericanos que están negociando o pretenden formar parte del Trans Pacific Partnership Agreement (TPP) no deben negociar nuevos estándares de protección y observancia de propiedad intelectual, y de compras gubernamentales entre otros, que vulneren las flexibilidades contempladas en los Acuerdos sobre los ADPIC´s y limitan el acceso de la población a los medicamentos.

Patentes de baja calidad

Para los industriales de Latinoamérica, “la falta de políticas para el examen de patentes farmacéuticas, conducen a la concesión de patentes de baja calidad que no representan innovaciones y sólo se utilizan para obstaculizar el ingreso de medicamentos genéricos”.
Por ello es necesario que los gobiernos de América Latina adopten criterios de patentabilidad instrumentados, desde una perspectiva de salud pública.

Medicamentos biosimilares y campaña tendenciosa

Respecto de la regulación actual o futura de medicamentos biosimilares o biocomparables, exhortaron también a las autoridades regulatorias a encontrar un equilibrio entre seguridad, eficacia y el acceso al mercado.

Los industriales denunciaron “ la campaña desleal, tendenciosa y maliciosa de empresas multinacionales, dirigida a desprestigiar a los medicamentos biosimilares o biocomparables, “por constituir una excelente alternativa para la salud de la población, desde hace más de 20 años con resultados inobjetables”; y advirtieron sobre la actividad de difusión en medios de comunicación de la región de algunas empresas, que apelan a la utilización irresponsable de publicidad engañosa y contraria a la ética comercial.

En ese sentido, exhortaron a los gobiernos de la región, “a priorizar la adquisición de productos de fabricación local, en los procesos de compras públicas de medicamentos.”