VALOR AGREGADO FARMACÉUTICO NACIONAL RETROCEDE 28% EN ULTIMOS TRES AÑOS

La industria farmacéutica peruana retrocedió 28% de valor agregado en tres años, dada la menor producción nacional, comentó el presidente de Adifan, José Enrique Silva Pellegrin, en el programa radial Pulso Empresarial.
Sobre la variación reciente de precios de los medicamentos, comentó que cuando llegan productos de afuera están más expuestos a los vaivenes del tipo de cambio, además de cambiarse las prescripciones. “Empiezan a prescribirse productos llamados ´de última generación´, los cuales son a veces maquillajes moleculares para incrementar sus precios dos tres, cuatro ó cinco veces –señaló.- El problema es que los enfermos son los mismos y suelen cambiarles por el producto más caro y no necesariamente más efectivo.”

Silva estimó que el efecto de la diferencia de cambio seguiría afectando la variable precio en el caso de las importaciones. Sobre quién se lleva el margen, “la especulación, principalmente” afirmó.

Balanza y competencia

Sobre el efecto de la competencia en beneficio del consumidor, el presidente de Adifan mencionó que en el país “no se da total competencia porque nuestro sistema es un sistema de patentes por exclusión. Si yo lo tengo patentado nadie más lo puede ingresar, ni aquél que pueda hacerlo con mejor procedimiento ni más barato; así se pague un royalty”, explicó.

Por otra parte, desde el TLC con los EEUU se han extendido los períodos monopólicos que dan las patentes de 20 años de exclusión a 3, 4 ó 5 años más por los datos de prueba. “Y ahora nos enfrentan a la posibilidad que se extiendan aún más ”

Según explica Silva, se ha ido transformando lo que se acordó a en la OMC, en los TLC, luego vino la novedad mayores extensiones con el TPP y su protección de “al menos cinco (5)años”. “Son una serie eufemismos y retórica que no tienen otro propósito que extender períodos monopólicos.

“Ahora, con los países miembros del TPP, nuestra balanza comercial que era positiva en más de US$5,000 millones de dólares, cerró con un déficit de más de U$ 3,000 millones el año 2015, o sea, un retroceso de más de US$8,000 mil millones anuales; lo enfatizo: al año”.

Al ser consultado si los productos importados son buenos, la mayoría sí, incluidos los biosimilares, dijo, pero han hecho de todo para impedir que entre la competencia, incluso han aparecido jueces reemplazando la labor de funcionarios públicos en salud prohibiendo a la autoridad de medicamentos el poder otorgar registros sanitarios y obligándose a las instituciones y a los enfermos a adquirir solo los medicamentos más caros (cuando pudo haberse adquirido el producto más económico) con acciones de amparo para evitar la competencia.

Campaña e invocación

José Enrique Silva, por otro lado, invocó al Congreso serenidad y profundo estudio, cuidando los detalles para que no ratifiquen el TPP. “El TPP tiene que ser revisado, así nos vengan a amenazar.”
Sobre un llamado al próximo gobernante del Perú, dijo que es el momento de trazar una raya clara. “¿Quiénes quieren que se le siga haciendo un forado comercial más grande al país, y quiénes no? … ¿Van o no a rechazar este TPP firmado a espaldas del pueblo? Hablamos de decenas de miles de millones de dólares que se nos irán con el TPP”, aseveró.

En ese sentido, señaló que ambos candidatos finalistas y más aún el que salga elegido, deben comprender el valor estratégico de la industria farmacéutica nacional para los peruanos y ser conscientes de que nada reemplaza a la competencia, y la regulación promonopólica no le hace ningún favor a la economía. No debe impedirse la sana competencia para peruanos o extranjeros; debemos fomentarla a todo nivel. “Adicionalmente –comentó- los productos nacionales dejan su valor agregado en el Perú. Su valor agregado debe transcender nuestras fronteras y para ello no deben seguir golpeando desde dentro para favorecer monopolios extranjeros.”