Nuestros Asociados están certificados con una o más de las siguientes:

ISO 9001:2000
ISO 9001:2000
La norma de Gestión de la Calidad ISO 9001:2000 pone énfasis no sólo en demostrar la capacidad para asegurar la calidad de los productos o servicios ofrecidos, sino también en lograr la satisfacción del cliente.
Buenas Prácticas de Laboratorio
Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL)
Son un conjunto de reglas, procedimientos operativos y prácticas establecidas para determinar las condiciones en que se planifican, realizan, controlan, registran, archivan e informan los procesos realizados por un laboratorio para asegurar la calidad y la rectitud de sus productos y servicios. Esta certificación aplica a los centros de Control de Calidad.
Buenas Prácticas de Manufactura
Buenas Prácticas de Manufactura (BPM)
Son una herramienta básica para la obtención de productos seguros para el consumo humano, que se centralizan en la higiene y forma de manipulación. Esta certificación aplica a los Laboratorios con infraestructura de manufactura, es la más completa de las certificaciones primarias ya que incluye la certificación de BPL y BPA dentro de la misma.
Buenas Prácticas de Almacenamiento
Buenas Prácticas de Almacenamiento (BPA)
Son un conjunto de normas obligatorias mínimas de almacenamiento que deben cumplir los establecimientos de importación, distribución, dispensación y expendio de productos farmacéuticos y afines, respecto a las instalaciones, equipamiento y procedimientos operativos, destinados a garantizar el mantenimiento de las características y propiedades de los productos. Esta certificación aplica a las droguerías ya que en su mayoría también son distribuidoras y deben de tener almacenes certificados.
SQF 2000 SQF 2000 / HACCP (Safe Quality Foods / Hazard Analysis and Critical Control Points)
El Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC o HACCP, por sus siglas en inglés) es un proceso sistemático preventivo para garantizar la seguridad alimentaria, de forma lógica y objetiva. Es de aplicación en industria alimentaria aunque también se aplica en la industria farmacéutica, cosmética y en todo tipo de industrias que fabriquen materiales en contacto con los alimentos. En él se identifican, evalúan y previenen todos los riesgos de contaminación de los productos a nivel físico, químico y biológico a lo largo de todos los procesos de la cadena de suministro, estableciendo medidas preventivas y correctivas para su control tendentes a asegurar la inocuidad.