FÁRMACOS NACIONALES SON PUNTAL DE VALOR AGREGADO

José Enrique Silva recordó que hubo un período de recuperación de la industria local entre 2004 y 2006, que se pudo dar en el marco de la Ley de Desarrollo Productivo Nacional, pero esta se eliminó.
“La situación es aún más preocupante si revisamos el estándar mundial –dijo.-Mientras el mundo exporta alrededor de 20% en bienes de alto valor agregado, el Perú exporta apenas 0.3% en bienes de este nivel” y hacemos aun poco por revertir esa situación.
Por otro lado, en la relación importación/exportación, el consumo de medicinas importadas incide en más de US$776 millones en la balanza comercial, contribuyendo al déficit. “En ese sentido –explicó el representante industrial – la oportunidad de desarrollar industria farmacéutica en el Perú es inmensa. Y si los grandes laboratorios se van a otros países a producir es porque en esos países hay defensa ante la competencia desleal y promoción adecuada, y no debemos confundir protección con proteccionismo.
VALOR AGREGADO Y VIENTO EN CONTRA
Silva Pellegrin recordó que hace veinte años los mejores profesionales de Latinoamérica venían al Perú para aprender de la industria farmacéutica y farmoquímica, pero ello se revirtió en la década del noventa debido a la recesión económica y al proceso de desindustrialización sostenida del país.
Dijo que el país debe recuperar el sitial perdido y animó a las autoridades a tomar en cuenta que, pese a que no se le promueve como sí en el estándar mundial, la industria farmacéutica es la que mejores ratios de productividad arroja en su relación Valor Agregado/Persona Ocupada. Este es actualmente de S/81 soles, seguido de la manufactura en general con S/72 nuevos soles y de S/65 nuevos soles en el sector de la construcción.
Por otra parte, existe el ratio de Integración Económica, basado en la relación Valor Agregado/ Producción, que en el caso de la industria farmacéutica es de 44%, seguido de la construcción con 42.2%, el subsector de hoteles y restaurantes con S/.41.3% y 33% en la manufactura en general.
Según explicó el presidente de Adifan, esto se debe a que el personal que elabora medicamentos basa su productividad en el conocimiento.