COMPETITIVIDAD DE MEDICAMENTOS NACIONALES SE HA GESTADO POR EFICIENCIAS INTERNAS Y NO POR EFECTOS REGULATORIOS

La competitividad de los laboratorios nacionales en el Perú se debe al empuje puesto en el desarrollo de productos de calidad garantizada y al diseño de un portafolio que posibilita ventas por volumen y márgenes más bajos, lo cual impacta en el acceso y en el crecimiento final del mercado, explicó José Enrique Silva, presidente de la Asociación de Industrias Farmacéuticas Nacionales (ADIFAN).
Así, el industrial discrepó de quienes atribuyen el crecimiento y las potencialidades del sector a la Ley de Medicamentos (Nro. 29459) la que está vigente desde noviembre de 2009, sin embargo aún no se aplica en su integridad en aspectos relevantes como el control de calidad y la obligatoriedad de certificación en Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) por parte de los laboratorios extranjeros.
A ello se suma, que dicha Ley fue reglamentada mediante los decretos 014 y 016 que aún hasta la fecha continúan en proceso de modificación por no haber sido diseñadas considerando las asimetrías contra la industria en nuestro País, reglamentos que están siendo materia de derivaciones a directivas cuyos proyectos se encuentran aún en proceso de redacción.
“En la medida que la ley no se ha terminado de reglamentar, no puede considerarse como la razón del crecimiento del mercado farmacéutica peruano. Todo lo contrario, mientras el Estado no tenga la capacidad de ejecutar un control estricto de calidad y de las importaciones, el mercado de genéricos, sobre todo, no podrá dar el despegue que requiere para que el médico y el paciente puedan tener total confianza en su prescripción y consumo, respectivamente”, indicó Silva.